Talents United

English Español

El 19 de mayo de 1962, en una gran fiesta organizada por el Partido Demócrata para recaudar fondos, Marilyn Monroe canta el cumpleaños feliz a John Fitzgerald Kennedy en el Madison Square Garden de Nueva York. Peter Lawford presenta a MM. Ella se acerca al atril, coqueteando, envuelta en su abrigo de piel blanca. Cuando se lo quita, se escucha la reacción arrebatada del público. El vestido, tan ceñido que se desgarró levemente durante la velada, y que Marilyn llevó sin ropa interior, fue definido por algunos como la “ilusión de desnudez bordada de diamantes”. En 2016 se subastó por 4,5 millones de dólares, convirtiendo a MM. en el cadáver más rentable de la historia del cine.



Marilyn definió ese vestido como “piel y lentejuelas.” Esa definición bien puede aplicarse a ella mientras canta. Al principio balbuceante y perdida, susurra finalmente “el cumpleaños feliz” con erotismo y delicadeza. El público y el poder se rinde al mito. Menos de tres meses después, Marilyn muere. Los noticieros de todo el mundo abren con la noticia. El tiempo, durante un instante, se paraliza.

El yo de MM. parece luchar en esta escena con el mito en el que la convirtieron. La fragilidad, el erotismo, la entrega al espectador, el vacío consciente de sí mismo y la consiguiente necesidad de máscara, se mezclan en ella, resumiendo a la perfección la evolución histórica del mito, desde la necesidad primitiva a la imposibilidad actual del mismo.

  • Por Svalbard_cia

  • 180 visitas
En esta versión aún no se permite compartir en redes sociales!
Por favor, espera 24 horas antes de volver a pulsar ¡Me gusta! en este proyecto

Monroe & Chips

Para dejar tus comentarios debes estar registrado en Talents United.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar